¿Qué es la fisioterapia respiratoria pediátrica?

La fisioterapia respiratoria pediátrica es un método terapéutico inofensivo para el bebé, sin efectos secundarios y de eficacia demostrada desde el primer día. El objetivo principal es la prevención, curación y estabilización de las alteraciones del sistema respiratorio: bronquiolitis, neumonías, atelectasias, broncoespasmo, bronquitis, EPOC, insuficiencia respiratoria…

La fisioterapia respiratoria, en general, es una especialidad que desarrolla técnicas de prevención y de curación de alteraciones respiratorias agudas o crónicas. Es muy solicitada medicamente para poscirugía torácica y abdominal y en enfermos con patologías respiratorias crónicas, y sobretodo a nivel pediátrico.

Uno de los principales problemas respiratorios de los más pequeños es la bronquitis y el asma. Las técnicas de fisioterapia respiratoria pediátrica ayuda a expectorar de manera fisiológica las obstrucciones de moco, excesos que ellos por sí mismos no son capaces de sacar.

En Almusalud utilizamos los métodos más eficaces y avanzados de evaluación, auscultacion y tratamiento manual para el tratamiento de patologías respiratorias.

Objetivos

  • Evacuar y/o reducir la obstrucción bronquial para facilitar la eliminación de secreciones bronquiales.
  • Prevención de daños estructurales como la pérdida de elasticidad o cicatrices, provocadas por las infecciones bronco-pulmonares.
  • Aumentar la capacidad pulmonar del bebe.
  • Mejorar el intercambio gaseoso.
  • Disminuir la resistencia de las vías aéreas.

¿Por qué utilizar esta técnica?

La fisioterapia respiratoria pediátrica es muy importante en los períodos prenatales y en la primera infancia para evitar secuelas en la función pulmonar (bronquitis crónica, asma, neumonías, etc.). Esta técnica es beneficiosa para todos los pacientes afectos con problemas respiratorios, mejorando su calidad de vida.

En definitiva, gracias a las técnicas de fisioterapia respiratoria pediátrica:

  • Evitamos infecciones y complicaciones bronco-pulmonares en los niños.
  • Mejoramos los niveles de oxígeno en sangre.
  • Conseguimos un aumento de la fuerza y la resistencia de la musculatura respiratoria.
  • Mejoramos la calidad de vida y el bienestar psicológico y físico.
Clínica / Fisioterapia / Fisioterapia Respiratoria Pediátrica