Cuidados de los pies después del verano: podología Granada

El verano es una época que afecta sensiblemente al estado y salud de nuestros pies. Y es que el sol, la arena de la playa, las chanclas o sandalias, el cloro de la piscina, etc. son solo algunos de los factores que provocan el aumento de las dolencias y molestias en los pies. Por ello es ahora, en esta época post-verano cuando tendremos que prestar especial atención al cuidado y mantenimiento de nuestros pies y, para ello, ofrecemos una serie de consejos necesarios para recuperar la salud de nuestros pies y mantenerlos en el mejor estado:

  • Utiliza siempre el calzado más adecuado y apto para tus pies: tras el verano cambiamos el calzado, volviendo a recuperar los zapatos cerrados tras abandonar las chanclas y sandalias, cambio que nuestros pies sufre. Llevar calzado descubierto y sin calcetines favorece la aparición de durezas y disminuye el nivel de transpiración del pie. En estos casos lo más recomendado será acudir al podólogo para llevar a cabo tratamientos de quiropodia.
  • Hidrata tus pies: es muy importante este punto pues sabemos que los pies suelen ser la parte del cuerpo más olvidada en cuanto a cuidados. La hidratación en los pies es imprescindible para evitar la aparición de molestas ampollas, grietas y demás sequedades, también para poder lucir unos pies sanos y cuidados. El talón en concreto es la parte del pie que más hidratación precisa para su mantenimiento.
  • Elige bien los calcetines y usa plantillas: las plantillas mantienen el pie seco evitando la aparición de hongos o bacterias. Y, los calcetines ayudan a absorber el sudor mejor eliminando el exceso de humedad en los pies.
  • Seca los pies cuidadosamente: el exceso de humedad provoca estragos en nuestros pies; tendrás que secarlos minuciosamente, prestando especial atención entre los dedos para evitar la proliferación de hongos y bacterias por todo el pie.
  • Si eres diabético extrema las precauciones: los enfermos de diabetes han de contar con exámenes podológicos realizados por especialistas de forma periódica.

Es normal que el verano haya afectado notablemente al aspecto físico y salud de tus pies, algunas de las dolencias y molestias más comunes que todos sufrimos después de las vacaciones son las ampollas, durezas, sequedades, rozaduras, etc. Lo más sensato será siempre acudir a tu podólogo de confianza lo antes posible, para evitar el empeoramiento del problema y contar con la opinión y tratamiento podológico que se precise.

Cuidados de los pies después del verano: podología Granada

Cuidados de los pies después del verano: podología Granada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Podología: consejos prácticos para cuidar los pies después del verano