La Salud de los Pies en Verano - Consejos del Podólog

Durante la época estival, nuestros pies se resienten y se estropean más que nunca. Las elevadas temperaturas, la visita a playas y piscinas y la utilización de calzado abierto, en el que el pie no siempre va bien sujeto, son los principales motivos de que nuestros pies estén sujetos a una mayor agresión externa. Esto tiende a dar lugar a problemas que, si bien por lo general no tienden a ser graves, sí que resultan una verdadera molestia para el desempeño de nuestro día a día habitual. Las rozaduras y ampollas, producidas por una mala adaptación del calzado al pie; la sudoración excesiva, el mal olor e incluso las grietas, derivadas del uso de zapatos no transpirables; los hongos, cuyo medio perfecto para su desarrollo se encuentra en las piscinas y la sequedad de los talones, fruto de una excesiva y prolongada exposición al sol, son los problemas que sufren los pies con mayor frecuencia durante el verano.

Duplicar nuestros cuidados en el Pie

Por ello, nunca está de más duplicar los cuidados que dedicamos a tan imprescindible parte de nuestro cuerpo. En primer lugar, es imprescindible prestar especial atención al tipo de calzado que compramos. Hemos de asegurarnos de que está fabricado con materiales de calidad, de que incluye un tejido transpirable y de que no ahoga nuestros pies por ser demasiado ajustado. De lo contrario, la aparición de rozaduras y ampollas está prácticamente asegurada.

Por lo que respecta a la sudoración excesiva y al mal olor, hoy en día es fácil encontrar en cualquier farmacia una serie de desodorantes especialmente adaptados a esta problemática de los pies. Funcionan mediante el taponamiento de una parte de los poros a través de los que sale el sudor, y permiten una regulación efectiva y duradera de la humedad. En cuanto a la prevención de posibles grietas, en gran parte surgidas también por problemas de humedad en los pies, se recomienda secar bien tanto la planta de los pies como la parte de entre los dedos. Posteriormente, es buena idea aplicar polvos de talco sobre la zona, ya que poseen una alta acción secadora.

Finalmente, cabe decir que las infecciones de hongos también son fácilmente evitables. Para ello, y sobretodo si eres propicio a padecerlas, utiliza zapatillas de goma en las piscinas, en las saunas y en otros espacios cuya principal característica sea la concentración de humedad. En cuanto a la prevención de los talones agrietados, es muy recomendable la aplicación diaria de crema hidratante especial.

Jose Antonio Gámez

Podólogo en Almusalud Almuñecar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Consejos de nuestro Podólogo en Verano