Enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual, más conocidas por sus siglas ETS’s, afectan a muchas personas en todo el mundo. El acceso a la información en los temas sexuales es menor, a las personas que han contraído alguna vez una de estas enfermedades les cuesta hablar de su experiencia y eso añade secretismo, tabú y vergüenza al que la padece.

Enfermedades más comunes:

  • Virus del Papiloma Humano (VPH)
  • Herpes genital
  • Gonorrea
  • Sífilis
  • Hepatitis B
  • Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH)

Enfermedad de carácter íntimo

Los profesionales deben de ser conscientes de que para el paciente que acude a la clínica para tratar una ETS hablar del tema puede llegar a ser muy difícil. El profesional debe de tratar el tema con discreción, tacto y respeto. Muchos pacientes tienen miedo a ser juzgados, algo que no debería de ocurrir en ninguno de los casos ante ningún paciente.

Desde Almusalud, te animamos a que acudas a nuestra clínica más cercana a ti en caso de que padezcas una enfermedad de este tipo, te aseguramos que trataremos tu enfermedad con la delicadeza que precisa. 

¿Quién las padece?

Ninguna persona con actividad sexual está libre de contraer una enfermedad de transmisión sexual aunque, por supuesto, el cómo se mantienen relaciones sexuales afecta mucho a la posibilidad de contraer una ETS. Es por eso por lo que los jóvenes, quizá por desconocimiento de las consecuencias de la poca precaución, quizá por una actitud más promiscua, están más cerca de contraer enfermedades infecciosas en sus relaciones sexuales.

Podemos definir dos picos de población que son especialmente susceptibles a la hora de contraer una ETS:

  • Los adolescentes y jóvenes que inician su vida sexual. Las mujeres jóvenes, además, cuentan con una cavidad vaginal menor, esto puede propiciar que se hiera durante el coito.
    Su cérvix no es aun maduro y por lo tanto las células que están en constante cambio hacen que las probabilidades de contagio aumenten, sobretodo de enfermedades como la clamidia y la gonorrea.
  • Existe otro pico de población que es también muy susceptible a contraer ETS y son los mujeres y hombres de entre 40 y 50 años. Esto se debe, seguramente, a que en esas edades se inicia una segunda etapa sexual.

¿Qué factores aumentan el riesgo de contraer una ETS?

  • La falta información: Es algo que con los años está cambiando. Cada vez los jóvenes están más informados sobre lo que conlleva iniciar su vida sexual y están mejor concienciados. Desde luego este post esperemos apoye a que contribuir a depositar más fuentes de información sobre el sexo.
  • Existe el sexo inseguro: El sexo inseguro es aquel que se practica sin protección. Ya sea oral, vaginal o anal, el uso de condón es fundamental, no sólo para prevenir el embarazo.
  • La promiscuidad: La monogamia reduce el riesgo de contraer una ETS. Está comprobado que el riesgo disminuye cuando la pareja con la que se tienen relaciones es la misma, además, por supuesto, el riesgo aumenta si el número de parejas sexuales es mayor.
  • Haber tenido una ETS: Es algo difícil de controlar pero lo ideal es saber si la persona con la que vas a tener relaciones sexuales alguna vez ha sufrido una enfermedad de transmisión sexual. Si tú la has tenido deberías de comunicárselo también a la persona que va a practicar sexo contigo. El hecho de haber tenido una enfermedad de transmisión sexual con anterioridad aumenta el riesgo de volver a contraerla.

Por tu Salud te recomendamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Enfermedades de transmisión sexual (ETS’s): Nuestro secreto