Cómo prevenir las infecciones de oído de verano

Atribuimos al verano muchas ideas positivas que a todos nos gustan, como ir a la piscina o la playa. Pero también es el momento en el que sufrimos infecciones de oído, lo que hace que resulte muy importante que estemos preparados y sepamos cómo actuar para prevenir infección oído.

Infecciones de oído en verano

Niños y adultos están expuestos por igual al riesgo de las infecciones del oído y es necesario que actuemos con la intención de ponerles freno antes de que aparezcan. Aunque se pueden dar trastornos como el aerotitus, que se produce por cambios de presión, lo cierto es que la infección que domina esta época es la otitis, y en especial la variante conocida como otitis del nadador.

Es fácil entender este tipo de otitis porque se produce debido al contacto constante con el agua, ya sea en la piscina o en la playa. No se trata de agua limpia como cuando nos damos una ducha, sino que tiene bacterias debido a la mezcla de personas y a la presencia de muchos otros factores. Esto abre una vía de contacto en nuestro oído que no acaba siendo beneficiosa para nosotros.

¿Cómo prevenirlas?

Lo importante en cualquier caso, es que hagamos todo lo posible para prevenir estas infecciones. Os vamos a dar algunos consejos fáciles de aplicar que os ayudarán:

Usar tapones

Lo primero de todo es avisar de la importancia de usar los tapones que hayan pasado los controles pertinentes y que estén homologados. Eso es fundamental. Cuando ya hayamos salido de la piscina o de la playa, tendremos que quitarnos los tapones de los oídos y proceder a su secado. Está claro que el tapón se ha mojado y ha tenido contacto con las bacterias, así que no queremos que se depositen en nuestra herramienta de defensa. También tenemos que secar nuestros oídos porque estarán mojados aún habiendo usado los tapones, asegurándonos en el proceso de sacar todo el agua que haya quedado en el interior.

No dependas de los bastoncillos

A veces confiamos demasiado en el uso del bastoncillo de los oídos y no debemos confundir su utilidad en el proceso de limpieza con su aplicación para el secado y prevenir infección oído. En realidad no es una buena herramienta para ello y mucho menos en esta época sensible del año. Un bastoncillo puede ser útil, pero también nos expone a riesgos como la posibilidad de que nos hagamos una pequeña herida y que esta sea el punto de entrada de la infección. En vez del bastoncillo siempre es mejor confiar en toallas muy finas que nos permitan el secado eficiente del oído.

Limpieza asistida

Nos gusta pensar que lo mejor es que los niños hagan todo por sí solos para que aprendan, pero la limpieza de los oídos es preferible que la hagamos asistida y que les ayudemos. De no hacerlo estaremos arriesgándonos a que se hagan algún pequeño daño y que produzcan la otitis.

Gotas de prevención

En farmacias podemos adquirir soluciones diluidas que incorporan diferentes ingredientes beneficiosos, como es el caso de alcohol, para ponerlas en los oídos después de salir del agua. Son gotas que no tienen efectos secundarios y que van a ayudar a que el riesgo de infección se reduzca de manera significativa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Evita infecciones de oído en verano con nuestros consejos