El bruxismo es el hábito involuntario que muchas personas realizan cuando aprietan o desplazan los dientes, haciéndolos rechinar con el aumento del estrés y la ansiedad. Es un hábito más frecuente de lo que nos pensamos, lo realizan el 70% de la población española.

Pero, ¿por qué aparece? Muchos expertos coinciden en que es el estrés el causante de que aparezca, y además, en esta época en la que nos encontramos, se ha producido un aumento de los casos, puesto que llevamos una vida más estresada y agitada. También los problemas derivados de la crisis han dado lugar a un incremento de casos.  El estrés suele traducirse en dolores de cabeza, alteraciones gástricas, molestias musculares y graves consecuencias dentales.

Aunque el estrés es considerado como la principal causa del bruxismo, según apuntan los especialistas, también pueden ser causas de este hábito el tipo de alimentación que sigue el paciente, los hábitos de sueño, las postura, la alineación de los dientes y la incapacidad para relajarse.

Por eso, hay que tener claro que cada caso es único y por ello su aparición puede deberse a diferentes causas.

Hay diferentes formas de clasificar este hábito, pero atendiendo al tipo de movimiento que realicemos se diferencian dos tipos:

  • Bruxismo céntrico: cuando deribado de al tensión lo que hacemos es apretar los dientes. Este tipo de bruxismo provoca daños en el cuello de los dientes, lo cual provoca la  pérdida de tejidos duros de la dentadura y suele acompañarse de fuertes dolores de cabeza.
  • Bruxismo excéntrico: se produce cuando frotamos los dientes. El movimiento de frotamiento que se ejerce produce el desgaste de los dientes, afectando mayormente a los incisivos. Entre los efectos está el desgaste del esmalte y la dentina.

También se hace una clasificación dependiendo de si el hábito se produce durante la noche o durante el día, relacionándose el primero más con el sueño, y el último con el estrés.

Los síntomas y consecuencias del bruxismo son muy perjudiciales para la salud de quien lo sufre, puesto que este hábito inconsciente hace que los dientes choquen de forma anómala, provocando la sobrecarga de los tejidos de soporte del diente, lo cual puede provocar que el diente se mueva por no tener una buena sujeción, y a medio plazo se puede perder dicho diente.

Además del desgaste dental, el bruxismo da lugar a diversas consecuencias como son:

  • dolores de oídos,
  • daños en la mandíbula,
  • mal estado de la dentadura,
  • una mayor predisposición a sufrir caries y traumatismos de las encías,
  • contracturas musculares en la zona cervical y facial,
  • molestias en la articulación de la mandíbula,
  • y como hemos comentado anteriormente, fuertes dolores de cabeza.

Al tratarse de un acto involuntario resulta muy difícil prevenirlo y el paciente no suele prestarle la atención que se merece, pensando que no tiene solución. Es cierto que no se puede erradicar el bruxismo debido a que se trata de una disfunción del sistema nervioso central, pero con la ayuda de los especialistas adecuados, podemos aliviar en gran medida sus consecuencias.

¿Sufres bruxismo? En Almusalud te ayudamos:

  1. Acude a revisiones periódicas al dentista para obtener un diagnóstico precoz y que le indique las recomendaciones más adecuadas a su estado para evitar posibles efectos secundarios. Es muy habitual el uso de fundas protectoras para el bruxismo nocturno, las cuales evitan que los dientes choquen directamente unos con otros.
  2. Para casos en los que el principal desencadenante sea algún trastorno psicológico como el estrés o la ansiedad, se recomienda aprender ciertas técnicas de relajación y fisioterapia complementarias.
  3. Si se trata de fases más avanzadas de bruxismo, se recomendará la rehabilitación total con coronas, las cuales se emplean para sustituir los tejidos dentales desgastados y devolver al paciente el buen funcionamiento de la boca.

En el siguiente vídeo podéis aprender a realizar algunos ejercicios de automasaje para la relajación de los músculos de la zona, que le ayudarán también a aliviar tensiones:

Esperamos que esta información os sea de ayuda y como bien sabéis, para cualquier duda o consulta, contacta con tu centro Almusalud más cercano. 


Por tu Salud te recomendamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / ¿Sufres bruxismo? Te ayudamos a mejorarlo