Consejos sobre cómo cuidar tu piel con ayuda de un dermatólogo

Los rayos del sol, el cloro de las piscinas, la arena, el agua del mar y los aires acondicionados pueden dañar nuestra piel, perdiendo elasticidad y brillo. Con probabilidad, tras el verano, notarás que está más deshidratada, reseca y rugosa. Por eso, tu dermatólogo en Granada te aconseja tomar una serie de medidas para devolver a tu piel la textura y el aspecto adecuado.

1.- Es hora de una puesta a punto a base de limpieza e hidratación.

Aprovecha para regenerar tu piel tras un baño de agua templada. La exfoliación te ayudará, no solo a mantener tu bronceado durante más tiempo, sino también a rescatar tu piel de los efectos del sol. Insiste en codos, pies y rodillas y, recuerda, no se trata de rascar, sino de humedecer, extender y limpiar el producto. Con este sencillo paso ayudarás a combatir las temidas arrugas y prepararás tu piel para nutrirla a fondo con una buena crema o aceite hidratante. Y, si tienes tiempo (al menos 20 minutos), aprovecha para aplicarte en cara y cuerpo una mascarilla regeneradora (con baba de caracol, caviar, colágeno).

2.- Aporta a tu piel los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita a través de una alimentación equilibrada y saludable.

En esta ocasión, tus aliados serán las verduras como tomates, zanahorias, calabaza, espinacas y pimientos, junto a frutas como la sandía, naranjas o kiwis. Y, ahora que el otoño está a la vuelta de la esquina, rellena tu despensa con frutos secos como almendras o avellanas. Completa tu menú con legumbres, pescado azul y abundante agua.

3.- Ante la aparición de las antiestéticas manchas pigmentadas o de lunares no bajes la guardia, pueden entrañar algunos peligros.

Por eso, si notas que estos últimos tienen un color o forma cambiante e irregular, consulta a tu dermatólogo en Granada. Mediante un chequeo, evitarás enfermedades de la piel como el melanoma maligno.

Y, ante todo, no desesperes; aunque poco a poco llegue la hora de decir adiós al bronceado, con estos consejos también podrás lucir una piel lisa, fresca y radiante. Además, recuerda que tras las vacaciones de verano empieza una de las mejores épocas para someterte a tratamientos dermatológicos como la mesoterapia o la luz pulsada, entre otros. O, por qué no, comenzar a preparar tu cuerpo para el próximo verano recurriendo a la depilación láser en Granada. ¿Te animas?


Por tu Salud te recomendamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / ¡Ayuda a tu piel! Consejos para cuidar tu piel tras el verano