El otoño es época de resfriados

El resfriado en otoño aparece como consecuencia del cambio de temperatura. Es casi automático, más aún cuando apenas somos conscientes y no nos preparamos precisamente para el cambio que se avecina. Es cierto que en algunos lugares, como sucede en áreas de costa o Andalucía, las temperaturas suelen ser algo más altas que en otros puntos de España, pero aún así, los resfriados en esta época están a la orden del día.

El sistema inmunológico tiende a debilitarse en esta época del año y es que el pasar del calor de una casa al frío de la calle es lo que provoca ciertos síntomas típicos del resfriado en otoño como la congestión nasal, la mucosidad y los estornudos.

Consejos para prevenir el resfriado

Para prevenir el resfriado es de vital importancia tener en cuenta algunas variables y hacer lo posible para que la nueva estación no nos pille por sorpresa. La ropa es una de las herramientas más potentes que tenemos para poder combatir con ésta y otras enfermedades. Las mañanas y las noches son frías y el hecho de que sea otoño no significa que no se necesiten añadir prendas de abrigo. De igual forma, aunque el día se presente soleado es conveniente llevar con nosotros un jersey fino o una chaqueta para abrigarnos en el caso de que las temperaturas bajen a última hora de la tarde.

Cuidar alimentación para prevenir el resfriado en otoño

La dieta es otro factor imprescindible a tener en cuenta. Tomar zumo de naranja cada día ayuda a prevenir los síntomas del resfriado, gracias a su gran aporte de vitamina C. También resulta conveniente añadir mucha fibra para cuidar la flora intestinal y que las defensas se mantengan fuertes.

Otros tips que ayudan a prevenir el resfriado son: tener una higiene básica, no dejar que los pies se enfríen, tomar remedios naturales para reactivar las defensas como leche caliente con miel, beber mucho líquido, aislar bien la vivienda para evitar las corrientes de aire y evitar los espacios que están muy concurridos pues suelen ser foco de virus.

Ojo a alergias y anginas

De todas formas, con el cambio de estación no solo aparece el resfriado común. El viento fuerte hace que el polen se encuentre flotando en el ambiente, lo que produce reacciones alérgicas en algunas personas. Las enfermedades respiratorias también hacen acto de presencia, como son la faringitis, la neumonía y la gripe.

Cuando las amigdalas se inflaman como consecuencia de una infección estamos hablando de anginas, mientras que la inflamación de los bronquios o bronquitis afecta principalmente a personas de edad avanzada y a niños. Ambas enfermedades suelen aparecer de igual manera con la llegada de las estaciones frías.


Por tu Salud te recomendamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Mantén a raya al resfriado otoñal