Enfermedades cardiovasculares mas allá cardíacos

Las enfermedades cardiovasculares están relacionadas con el corazón pero no tienen por qué acabar ahí, el problema puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Como reza el titular, más allá de los problemas del corazón, las enfermedades cardiovasculares tienen que ver con el riego de la sangre, y esa es la razón por la que el problema puede aparecer en cualquier lugar de la anatomía. Como desgraciadamente también hemos podido comprobar este año con la muerte de la joven poeta y rapera de 26 años Ana Isabel García (Gata Cattana), tampoco son temas de la edad.

Causantes

Si bien es cierto que todos somos conscientes en mayor o menor medida de cuáles son los causantes de la aparición de las enfermedades cardiovasculares, no ocurre de la misma manera con los problemas que estas enfermedades pueden acarrear.

La mala alimentación, fumar, la falta de deporte y en general los efectos de la oxidación y el envejecimiento son causantes de la arterioesclerosis, que es a su vez una anomalía responsable de gran parte de las enfermedades cardiovasculares.

La arterioesclerosis se produce cuando los vasos sanguíneos acumulan grasa o colesterol en sus paredes. A esta acumulación se le llama placa. Si la placa impide el paso de la sangre con normalidad por la arteria esto se traduce en una dolencia que podrá hacerse visible de diferentes formas.

Posibles enfermedades

Una de las formas más comunes de manifestación de la arterioesclerosis es, y el nombre puede llevar a alguna confusión con el primer término, ateroesclerosis.

Se produce por que los vasos sanguíneos se van haciendo cada vez más delgados y rígidos. Como hemos dicho, se produce por los estilos de vida poco saludables y por ello es la primera causa de muerte en Norteamérica, Australia y Europa. Es una muestra de que tiene un mayor efecto en zonas del primer mundo.

Otra de las enfermedades más comunes es la púrpura trombocitopénica idiopática.

Esta es una enfermedad que se debe a que el cuerpo elimina las plaquetas. Las plaquetas son las responsables de la coagulación de la sangre.

El tipo más común es la cardiopatía coronaria.

Se produce por la acumulación de placa, pero esta vez en las arterias del corazón lo que con el tiempo puede llegar a ser responsable de una debilitación del miocardio (músculo encargado del bombeo de sangre del corazón al resto del cuerpo). Puede generar insuficiencias cardíacas o arritmias en el corazón.

El depredador lento

Existen más tipos de enfermedades cardiovasculares, siendo las principales las que se han citado. Algo que caracteriza a este tipo de enfermedades es que aparecen progresivamente, no de forma repentina, por lo que es muy difícil trazar una línea en la que sepamos en qué momento se trata de un problema irreversible. La enfermedad cardiovascular no avisa antes de aparecer. Por ello en Almusalud recomendamos el estilo de vida sana y un reconocimiento médico periódico.

Para muchas de estas enfermedades no existe cura definitiva por lo tanto cuando se manifiestan la solución es llevar a cabo un estilo de vida saludable al que se le suman medicamentos que suelen ser de carácter paliativo. Si es cierto lo que dice el refrán, que es mejor prevenir que curar, ¿cuánto mejor será cuando no es posible una cura?

La actitud más inteligente ante esta situación es la de acudir a un centro donde se haga un estudio especializado sobre tu caso. Donde seas tratado una persona, no un número. Con un grupo de profesionales que estudien tu caso de manera individual y personalizada en la que se tenga en cuenta también tu situación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Las enfermedades cardiovasculares: más allá de los problemas cardíacos