Cómo prevenir afecciones en los oídos - Clínica Almusalud

Con el objetivo de ayudarte a prevenir ciertas patologías auditivas, como infecciones, dolores punzantes o pérdidas de audición, hoy, en este artículo, te ofrecemos algunos consejos prácticos para saber cómo limpiar los oídos. ¡Presta atención!

¿Quién no ha sufrido alguna vez molestias o un tapón en los oídos? Pues, aunque no lo parezca, se estima que, al menos, la mitad de la población ha vivido en alguna ocasión un episodio molesto y doloroso relacionado con el cuidado de los oídos. Y, es que, este sentido es tan importante para el desarrollo humano como delicado y sensible. De ahí la importancia de mantener una higiene tanto interna como externa para prevenir daños innecesarios.

Consejos para prevenir

Además de evitar exponerlos a ruidos intensos (si trabajamos en entornos de trabajo con un alto nivel sonoro podremos usar protección auditiva), debemos mantener unas pautas regulares de limpieza. En primer lugar, lo recomendable es abstenerse de limpiar el cerumen con bastoncillos de algodón (aún menos con objetos como horquillas, bolígrafos o las propias uñas); la mayoría de especialistas otorrinolaringólogos desaconseja esta práctica ya que lo único que conseguiremos es introducirlo más aún y dificultar su extracción. En su caso, podremos utilizar difusores de agua marina que facilitan su disolución. Esta rutina deberemos realizarla al menos cada dos días y, mejor aún, si la hacemos coincidir con el momento de la ducha o el baño.

Igual de importante es mantener los oídos alejados de la humedad. Para ello, los secaremos a conciencia tras el baño -por fuera y por dentro- con el fin de evitar posibles hongos o infecciones, más aún en los niños. Nunca deberemos bajar la guardia, sobre todo si nos vemos afectados por resfriados agudos o tos convulsiva. La prevención, una vez más, es clave para mantener sanos nuestros oídos, evitando posibles pérdidas de audición a medio y largo plazo.

Junto a la higiene, es fundamental seguir una serie de hábitos como no utilizar auriculares de tapón durante más de una hora al día, mantener el nivel de la música o la televisión dentro de unos parámetros normales y revisar nuestra salud auditiva al menos una vez al año.

Por último, si notas cualquier supuración del oído, sientes zumbidos constantes o dolor regular, no dejes pasar más tiempo y ponte en contacto con Almusalud, tu especialista de confianza. Disponemos de servicio de otorrinolaringólogo en Granada.


Por tu Salud te recomendamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / Cómo cuidar la higiene de tus oídos y por qué es tan importante