¿Qué efectos beneficiosos obtiene tu cuerpo cuando haces deporte? Son muchos y muy variados: desde sentirse mejor con uno mismo, a tener unos músculos más poderosos, a poner a raya la grasa corporal … La vida de hoy en día, tan sedentaria, más alguna herencia genética hacen que nuestros cuerpos necesiten del deporte. Veamos con detalle cómo mejoramos al realizar ejercicio:

deporte y salud almusalud granada

Músculos

Es la primera parte en reaccionar cuando nos decidimos a movernos. Aparecen las famosas agujetas, que nos recuerdan músculos que casi ni sabíamos que existían. Pero además de la aparición de las agujetas, los músculos son de lo más agradecidos y responden aumentando su potencia, fuerza y elasticidad al poco tiempo de comenzar a hacer deporte. Para evitar las agujetas (que son microroturas de las fibras musculares que al repararse forman un músculo más grande), es necesario realizar un buen calentamiento previo, lo que evitará tanto la aparición de lesiones como procurará una duración menor de las agujetas.

Pulmones

Los pulmones también se ponen a trabajar en cuanto comenzamos a hacer deporte; con el entrenamiento mejoramos dos puntos importantes: la eficiencia en la perfusión (intercambio de gases a nivel alveolar) y la resistencia de los músculos del aparato respiratorio (músculos intercostales y el diafragma).

Corazón

El corazón se pone en marcha también desde el primer momento: este músculo acelerará los latidos para conseguir bombear sangre más rápidamente hacia los músculos, a los que envía nutrientes y oxígeno y retira mucho más dióxido de carbono. Para potenciar este músculo de forma correcta (haciéndolo crecer -hipertrofia- más en volumen que en el grosor de su pared), son necesarias sesiones de ejercicio largas y de baja intensidad. Cuanto más se entrena, el corazón engrandece y se hace más eficiente, reduciendo el número de latidos tanto en reposo como realizando ejercicio.

Estómago e intestinos

Estas partes del cuerpo sufren al hacer ejercicio, ya que el envío de la sangre de parte del corazón se prioriza hacia los músculos. Es recomendable dejar pasar un tiempo prudencial entre la toma de comida y la realización de deporte, ya que de no hacerlo, puede interferir en la digestión. Será cada persona la que compruebe el tiempo que ha de pasar entre la comida y el ejercicio para evitarse molestias estomacales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / ¿Cómo cambia tu cuerpo cuando haces deporte?