cuidar tu voz

La disfonía: una alteración en las cualidades de la voz

La disfonía, lo que comúnmente llamamos ronquera, se trata de una alteración en las cualidades de la voz: tono (grave-agudo), intensidad (alto-bajo) y timbre (cada persona tiene uno y hace que se diferencien unas voces de otras).

Esta alteración puede darse desde el nacimiento, alteraciones congénitas, o se pueden desarrollar debido a un mal uso o abuso vocal, disfonías adquiridas. Las alteraciones de la voz adquiridas más frecuentes en niños son los nódulos en las cuerdas vocales, que son abultamientos en los bordes que impiden que la voz salga limpia. Cuando aparecen estas lesiones se puede observar en el hablante:

  • Sensación de esfuerzo y dolor al hablar
  • Descoordinación fono respiratoria (parece que falta el aire al hablar)
  • Voz grave
  • Desonorizaciones y gallos
  • Dificultad para cantar

Algunos de los factores que favorecen la aparición de dichas alteraciones son:

  • Niños nerviosos que practican deportes violentos y gritan
  • Un habla demasiado rápida
  • Ambientes familiares predisponentes (padres ansiosos o con alteraciones de la voz, entorno ruidoso…)
  • Padecer trastornos pulmonares, rinitis, otitis, faringitis, laringitis…
  • Dificultades para controlar el volumen

No todas las personas que presentan estas características desarrollan una disfonía, pero en el caso de que un niño padezca una alteración de la voz, es necesario acudir a un especialista logopeda.Éste evaluará la gravedad de la alteración y comenzará, si es necesario, un tratamiento adecuado. Si no se corrigen a tiempo las lesiones adquiridas de las cuerdas vocales se puede llegar a precisar una intervención quirúrgica.

Para evitar el sobreesfuerzo laríngeo y con ello reducir estas lesiones es aconsejable seguir una serie de recomendaciones generales:

  • Reducir el volumen y el tiempo de habla
  • Evitar imitaciones de voz, carraspeo continuo para aclarar la voz
  • Hablar despacio sin apurar el último aire
  • Evitar gritos y sobre todo durante el deporte
  • Beber abundante agua para mantener lalaringe hidratada
  • Evitar lugares muy ruidosos que obliguen a elevar el volumen de la voz
  • Tratar adecuadamente las infecciones de vías respiratoriaslogopedia-granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Clínica / Blog / ¿Cómo puedes cuidar tu voz?